domingo, abril 18, 2021
Inicio Cuidado Personal Cuidados esenciales para la zona íntima

Cuidados esenciales para la zona íntima

Nuestra zona íntima es sumamente delicada, los desequilibrios hormonales y del PH natural de la zona suelen ocasionarnos problemas comunes como la candidiasis, vaginosis y demás molestias.

Siempre que notemos un cambio repentino en el color y olor de nuestro flujo vaginal, así como picores o ardor, debemos consultar de inmediato a un especialista para descartar cualquier infección.

Si esto no es la causa, te interesará conocer los cuidados esenciales para la zona íntima que debes incorporar a tu estilo de vida.

Productos de aseo para la zona íntima

Lo primero en lo que insisten todos los ginecólogos es que una higiene excesiva de nuestra zona íntima deteriora la flora vaginal. Lo cual conlleva a una exacerbación de las bacterias propias de la vagina y la consecuente aparición de infecciones.

Así que lo primero que debemos cumplir al pie de la letra es no lavar más de 2 veces al día nuestra zona íntima.

La vagina tiene su olor característico, así que debemos dejar de obsesionarnos con ese olor si ya hemos descartado cualquier infección.

Cuando nos lavemos, usaremos un jabón o gel íntimo con PH neutro, nunca jabones de tocador. Además, evitaremos el uso de perfumes y duchas, aunque estén hechos para esta zona.

Algunos geles íntimos incorporan manzanilla, un producto muy recomendado para equilibrar el PH vaginal, pero yo personalmente recomiendo utilizar este producto de manera natural para así obtener todos los beneficios que nos pueda aportar.

Remedios naturales para restaurar el PH vaginal

Cuando existe un desbalance del PH, solemos presentar un olor más fuerte, incluso ácido, tenemos picores tanto en la vagina como en la vulva, así como un flujo vaginal más espeso y blanquecino que no está relacionado con el ciclo de ovulación.

Cuando esto ocurre, podemos utilizar los siguientes remedios naturales:

  1. Vinagre

En un litro de agua hervida o filtrada añadiremos dos cucharadas de vinagre, removemos bien y nos lavaremos dos veces al día durante 3 días, evitando utilizar cualquier tipo de jabón para asearnos.

Al tercer día ya habremos solucionado los picores y descarga vaginal.

Podemos guardar el preparado en un pomo para los 3 días de aplicación.

  1. Manzanilla

Herviremos un puñado de hojas de manzanilla en un litro de agua, hasta lograr un color amarillo oscuro.

Dejaremos enfriar y nos asearemos con ella dos veces al día durante 5 días.

La manzanilla tiene efectos inmediatos sobre el PH, además de ser un producto muy amable con la flora vaginal.

  1. Bicarbonato

En un litro de agua hervida disolveremos una cucharadita de bicarbonato, y nos asearemos con la mezcla dos veces al día durante tres días.

El bicarbonato de sodio es una mezcla de sales ácidas débiles, por lo cual combate la acidez producida por los desbalances del PH.

Ninguno de estos remedios debe de utilizarse de otra forma que no sea superficial, los lavados vaginales están contraindicados para el aseo cotidiano por lo cual debes ser muy cuidadosa.

La candidiasis vaginal afecta a un 80% de las mujeres de países en vías de desarrollo fundamentalmente por la calidad del agua común. Esta contiene numerosas impurezas que afectan el equilibrio de las levaduras propias de la vagina.

En estos casos, es recomendable que las mujeres utilicen agua hervida para asearse, y para mayor seguridad incorporar 5 gotas de iodopovidona al 10% para cada 1 litro de agua.

Cuidados a la hora de una depilación íntima

Si le preguntas a cualquier ginecólogo, te dirá que está totalmente en contra de la depilación íntima. Sea cual sea el método que utilices: rasurado, cera, láser; nunca conseguirás que este especialista esté de acuerdo con la práctica.

Lo primero que te dirán es que: esos vellos no están allí por gusto. Y lo cierto es que protegen a la zona íntima del roce de las ropas, de la fricción producida por las relaciones sexuales, de las salpicaduras en el váter, etc.  

Ahora bien, no es menos cierto que a muchas nos resultan incómodos estos vellos, al tiempo que su ausencia maximiza las sensaciones durante el sexo.

Es por ello que, si insistes en hacerlo, aquí van una serie de consejos para que cuides de tu zona íntima sin dejar de depilarte:

Si te rasuras:

  • Utiliza gel para enjabonar el pubis, manteniéndolo húmedo e hidratado durante todo el proceso.
  • Rasura de arriba hacia abajo, nunca lo hagas en sentido contrario al crecimiento del vello.
  • No utilices más de una vez una cuchilla desechable, si es reutilizable, úsala exclusivamente para la zona íntima y cámbiala al mes.

Si te depilas:

  • Comienza siempre de afuera hacia adentro, y de arriba hacia abajo.
  • Coloca la cera en el sentido del crecimiento del vello.
  • No reutilices la cera, para evitar infecciones cutáneas.

En ambos casos debemos terminar colocándonos una crema hidratante, y evitando llevar prendas de vestir apretadas hasta el día siguiente.

Así podemos evitar la aparición de granitos y demás molestias ocasionadas por el roce constante en una piel que se encuentra tan sensible.

Alimentos para el cuidado de la flora vaginal

A los microorganismos que viven de manera natural en la región vaginal se les llama flora vaginal. Esta representa la concentración más alta de bacterias en el cuerpo humano, solamente siendo superada por el colon.

La cantidad y tipo de bacterias presentes influyen de manera significativa en la salud íntima femenina.

Estas bacterias producen ácido láctico, el cual es responsable junto con los fluidos vaginales del olor característico del área vaginal.

Una dieta rica en probióticos contribuirá al equilibrio de la zona vaginal, estos se pueden incorporar en forma de suplementos, ingiriendo yogurt natural o kéfir, el cual además aportará numerosos beneficios a nuestro sistema digestivo y flora intestinal.

La vitamina C que contienen las frutas y verduras ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico, con lo cual estarás de manera indirecta favoreciendo el equilibrio en tu flora vaginal.

El cuidado que brindemos a nuestra zona íntima nos ayudará a reducir potencialmente los riesgos de contraer enfermedades comunes de esta área.

Al mismo tiempo esto mejorará nuestro disfrute de las relaciones sexuales e influirá incluso en nuestra calidad de vida.

Es por ello que con estos cuidados esenciales para la zona íntima esperamos haberte ayudado a aclarar algunas dudas y a iniciar conductas de aseo más saludables.

Cuéntanos si conocías de estos tips y remedios.

Ailen Reina Domínguez
Soy redactora creativa especializada en temas de arte, cultura y literatura. Me entusiasma investigar y dar a conocer los diversos temas que captan mi atención. Como redactora en Chica Vital mi principal motivación es crear contenido que resulte útil, informativo y educativo, a la vez que interesante y divertido para todas y cada una de las maravillosas mujeres que se acerquen al blog. Mi pasión es escribir, por ello si necesitas contenido, no dudes en contactarme.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

RECIENTE