domingo, abril 18, 2021
Inicio Psicología ¿Conoces los tipos de amor que existen?

¿Conoces los tipos de amor que existen?

Dentro de la Psicología Social, hay ciertos estudios que identifican diferentes tipos de amor. Los mismos se aplican a la forma en que cada persona ama.

El primero en teorizar sobre el tema fue el psicólogo John Lee, en su libro “Los colores del amor: una exploración de las formas de amar” (1973).

En este estudio, John Lee planteó que todos buscamos por lo general a una persona con un estilo de amar similar para formar una relación. Cuando nos encontramos con alguien con nuestro mismo comportamiento amoroso, a menudo establecemos relaciones más duraderas.

¿Te interesa saber cuál es el tipo de amor que rige tu personalidad? Pues en este artículo descubrirás todo lo que hay que saber sobre arquetipos amatorios.

¿Cuántos tipos de amor existen?

Tipos de amor

Según la teoría de los arquetipos amatorios, existen 6 tipos de amor: 3 tipos primarios y 3 secundarios. En ese orden serían:

  • Ludus (el amor como juego)
  • Eros (el amor pasional)
  • Storge (el amor compañero)
  • Manía (el amor obsesivo)
  • Pragma (el amor práctico)
  • Ágape (el amor altruista)

¿Por qué comportamiento amoroso se caracteriza cada tipo de amor?

Los nombres de cada arquetipo son griegos, por ello hemos aclarado la esencia de cada cual.

Ahora bien, cada uno de los tipos de amor responde a determinados comportamientos amorosos:

Ludus

Aquellas personas con este comportamiento amoroso, tienden a ver el amor como un juego. El típico conquistador, que puede tener más de un amante al mismo tiempo.  Lo suyo es la diversión, por lo que valoran más la cantidad que la calidad de sus relaciones.

  • Ludus y el compromiso:

Ya que son conquistadores que ven el sexo como un deporte, los amantes lúdicos se comprometen (si lo hacen) si ven a la relación como un reto.

  • Ludus y el matrimonio:

Para ellos el matrimonio es una trampa a evitar a toda costa, y son los más propensos a cometer infidelidad.

  • Ludus y los hijos:

Ven a los hijos como un signo de fertilidad o de masculinidad por parte de la pareja.

Además de su propensión a la infidelidad, en su forma extrema el amante lúdico puede llegar a padecer adicción sexual.

Eros

El estereotipo del amor que encontramos en cada película romántica desde los tiempos del cine mudo. Se trata de un amor sensual basado en el disfrute estético. Aquellas personas guiadas por este comportamiento sexual escogen a sus amantes basándose en la química o la intuición.

¿Conoces el dicho “amor a primera vista”? Pues es algo que frecuentemente dirán los amantes eróticos.  

  • Eros y el compromiso:

Para ellos, el sexo es la experiencia estética suprema, y se caracterizan por ser románticos empedernidos. Son sentimentales, irrealistas y fantasiosos.

  • Eros y el matrimonio:

El matrimonio para los amantes eróticos es una luna de miel extendida, mientras no existan problemas de peso, todo marchará bien. El gran problema es que la vida real nada tiene que ver con el mundo de fantasías de estas personas.  

  • Eros y los hijos:

Los hijos son, en última instancia, una forma de complementar la relación. Sin embargo, debido a la ingenuidad de los amantes eróticos, suelen acarrear el declive del romance en pareja.

Debido a que es un tipo de amor basado en la pasión y la emoción, es inevitable que estos factores decaigan y por tanto el amor se extinga lentamente.

Storge

Cuando el amor nace a partir de una amistad y se preserva más allá de la ruptura, se trata de un amor compañero. Para ellos es importante la afinidad de gustos y el nivel de compromiso en la relación, y desean que su amante sea también su mejor amigo.

Ya que este amor se desarrolla lentamente desde una amistad, esta pareja consigue un alto nivel de intimidad, así mismo se respetan y entienden entre sí mejor que las personas en que predominan otros tipos de amor.

  • Storge y el compromiso:

El compromiso es una parte esencial de sus relaciones, y evitan cometer infidelidades con el fin de preservar la confianza de su compañero. Consideran que el sexo no es tan relevante como otros aspectos de la relación.

  • Storge y el matrimonio:

Ven el matrimonio como una forma de legitimar su amor.

  • Storge y los hijos:

Tan orientados al compromiso, la comprensión y respeto mutuo, los amantes estórgicos perciben a los hijos como una forma de consolidar más aún su vínculo.

Tipos de amor

Una relación basada en el arquetipo del amor compañero, tiene como única desventaja la falta de pasión. Esto es sumamente relevante si queremos alcanzar y mantener un amor consumado.

Manía

Las personas en que predomina este comportamiento amoroso a menudo se encuentran en relaciones tóxicas. Sienten que necesitan de su pareja, que deben absorberla por completo, de modo que su mundo gira alrededor de esta. Son ansiosos, inseguros y tienen a menudo muy bajo autoestima.  

  • Manía y el compromiso:

Los amantes en que predominan comportamientos maníacos ven el sexo como una reafirmación de su amor. Evitarán a toda costa la infidelidad si temen ser descubiertos.

  • Manía y el matrimonio:

Para ellos, el matrimonio es sinónimo de propiedad. Ambos términos van a aparejados de modo que, al establecerse tal compromiso, los amantes maníacos tenderán a mostrar un comportamiento más posesivo y celoso hacia su pareja.

  • Manía y los hijos:

Los hijos son vistos como una competencia por el afecto de la pareja, por lo que tienden a sentir que han sido sustituidos y que no se les quiere como antes de la llegada de la progenie.

Además de todas las desventajas que tiene este comportamiento, en su forma extrema puede convertirse en codependencia u obsesión.   

Pragma

Un amante pragmático es, ante todo, racional. Tienen una serie de expectativas con respecto a sus prospectos amorosos, y esperan que estos “requisitos” sean cumplidos. Sopesan de manera muy cuidadosa los pros y contras de una relación, y a menudo desean trabajar con su compañero para alcanzar una meta en común.

  • Pragma y el compromiso:

Para estas personas, la pasión y el romance no son lo principal, es por ello que ven el sexo como una recompensa o un medio de procreación. No serán infieles, por el hecho de evitar las consecuencias que esto podría acarrear.

  • Pragma y el matrimonio:

Los amantes pragmáticos perciben el matrimonio como un bien o una inversión. Ya que han escogido a sus compañeros debido a determinado “valor” que han percibido en ellos (pueden ser valores de tipo biológico, bienes y posesiones, o potencialidades).

  • Pragma y los hijos:

  Aquellas personas pragmáticas ven a sus hijos y todo lo relacionado con ellos como una obligación y una responsabilidad.

En cierto modo, podríamos considerar que una actitud pragmática en el amor es práctica y realista. Aun así, es una forma de amar poco emocional y nada demostrativa.  

Ágape

De los tipos de amor, este predomina en aquellas personas marcadamente espirituales o religiosas. Se trata de un afecto altruista y desinteresado, en que la persona intenta cuidar a toda costa de su pareja.

A pesar de considerarse a sí mismos incondicionales, los amantes agápicos suelen desatender sus propias necesidades. Lo cierto es que son muy generosos, y ven a su pareja como una bendición.

  • Ágape y el compromiso:

Aquellas personas en que este comportamiento amoroso predomina, se mantendrán fieles para no causar dolor a sus compañeros, esto también es influido por su visión acerca del sexo: pues lo consideran un regalo entre dos personas. A menudo también esperarán pacientemente por su pareja luego de una ruptura.

  • Ágape y el matrimonio:

El matrimonio es para ellos un compromiso sagrado e inviolable, un vínculo que tratarán de preservar en la medida de sus posibilidades.

  • Ágape y los hijos:

De forma similar al matrimonio, ven a los hijos como bienes sagrados.

Cuando se hacen todo tipo de sacrificios por la pareja, esta puede sentirse incompetente o culpable. Además, un amor de este tipo puede convertirse en una especie de martirio, lo cual es psicológicamente insano en una relación.

Ahora que ya conoces los tipos de amor, y cómo estos se manifiestan en nuestro comportamiento amoroso, ¿qué tipo de amor crees que predomina en ti? ¿Eres una amante pragmática o romántica? Déjanos tu opinión en los comentarios.   

Ailen Reina Domínguez
Soy redactora creativa especializada en temas de arte, cultura y literatura. Me entusiasma investigar y dar a conocer los diversos temas que captan mi atención. Como redactora en Chica Vital mi principal motivación es crear contenido que resulte útil, informativo y educativo, a la vez que interesante y divertido para todas y cada una de las maravillosas mujeres que se acerquen al blog. Mi pasión es escribir, por ello si necesitas contenido, no dudes en contactarme.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

RECIENTE