domingo, abril 18, 2021
Inicio Psicología ¿Cómo diferenciar entre ansiedad, estrés y depresión?

¿Cómo diferenciar entre ansiedad, estrés y depresión?

En nuestra vida no todos los días son maravillosos. A veces pasamos por temporadas difíciles donde no es fácil mantener una sonrisa en el rostro y la mayor parte del tiempo somos víctimas de la ansiedad, el estrés o la depresión.

Las emociones pueden entorpecer enormemente tus decisiones, rendimiento, desempeño y actividades por lo que debes aprender a controlarlas, pero para lograr esto es necesario reconocerlas.

No es lo mismo estar ansiosa, que estresada o deprimida. Cada emoción tiene causas diferentes y se tratan de manera distinta, por esto a continuación te enseñamos a diferenciar entre cada una de ellas.

La ansiedad es una anticipación a una posible amenaza

En los momentos difíciles tales como un accidente, pérdida de empleo o enfermedad, la emoción predominante es la ansiedad o el miedo de qué podrá suceder con nosotros en el futuro.

La ansiedad es una reacción humana espontánea y natural cuya función básica es la supervivencia. Técnicamente tu mente se siente ansiosa y activa un sistema de alerta cuando percibe una amenaza inminente, es decir, que se aproxima.

Este sistema de alarma implica al cuerpo y comienza por las hormonas. Cuando se percibe una amenaza en el futuro el cerebro libera hormonas como la adrenalina que tienen un efecto inmediato y general.

La respiración superficial, tensión muscular, palmas sudorosas y aceleración del ritmo cardíaco son síntomas de ansiedad y forman parte del mecanismo “lucha o huida” que implementa el cuerpo para mantenerte a salvo.

Todas las personas, independientemente de su edad, experimentan ansiedad de vez en cuando. Este sentimiento de inquietud, nerviosismo o preocupación por lo que puede ocurrir es totalmente normal pero a veces no se genera por causas reales.

Una entrevista de trabajo, por ejemplo, genera ansiedad en el candidato al puesto, pero no se trata de una amenaza real para su vida.

La ansiedad y el estrés normalmente se confunden, pero no son lo mismo

La ansiedad y el estrés normalmente se confunden, pero no son lo mismo
Con el tiempo, el estrés se convierte en estrés crónico y afecta la salud

El estrés es una respuesta a una presión o a una amenaza en el momento presente. Al igual que la ansiedad, el estrés tiene síntomas mentales y físicos, y se activa la respuesta de “lucha o huida”.

La presión constante o una exigencia muy grande generan estrés, como también lo ocasiona un desafío o un acontecimiento traumático.

Así pues, la presión laboral o académica, la vida del hogar, comenzar un nuevo empleo o un accidente en el cual resultas herido de forma importante pueden desencadenar estrés y síntomas de ansiedad.

Otros factores causantes de estrés pueden ser las relaciones sociales desequilibradas, la rutina, las responsabilidades excesivas, los cambios inesperados y una enfermedad crónica.

El estrés puede presentarse ante un acontecimiento puntual o de forma repetitiva y durante un largo período de tiempo, en este caso se conoce como “estrés crónico” y es el punto donde inician los problemas importantes de salud.

La depresión es la lamentación por lo que ya pasó

La depresión puede manifestarse físicamente como síntomas inexplicables.

Una persona se deprime cuando se lamentan o añoran acontecimientos del momento pasado. Es una emoción muy diferente de la ansiedad.

Es normal atravesar por momentos de depresión tras una pérdida de algo considerado importante, como la salud, un ser querido, un empleo o un bien material.

Con el tiempo los sentimientos de tristeza dejan de ser tan recurrentes y la persona regresa a su vida cotidiana habitual, retomando sus actividades con más o menos el mismo entusiasmo.

En algunas personas la depresión aparece sin razón aparente, esto se denomina “depresión clínica” y se genera por ausencia de algunas sustancias del cerebro, por factores psicológicos y sociales.

La depresión acarrea sentimientos persistentes de tristeza, vacío, inutilidad, culpabilidad y falta de esperanza. Una persona deprimida no siente interés en las actividades cotidianas, pasatiempos, relaciones sociales y se descuida a sí mismo.

También es frecuente que una persona con depresión sufra de dolor de cabeza, calambres, problemas digestivos y otras dolencias sin razón aparente.

Diferencia entre ansiedad, estrés y depresión

La diferencia entre la ansiedad, estrés y la depresión son las causas que la generan y los diferentes sentimientos que generan en la persona que los experimenta.

Los síntomas de ansiedad nacen por la anticipación de una amenaza futura que puede ser real o no y si bien comparte los mismos síntomas físicos que el estrés este último surge cuando la amenaza se encuentra en el momento presente.

Una persona deprimida, por su parte, pudo haber experimentado la pérdida de un ser querido o bien sus sentimientos pueden tener causas biológicas.

La ansiedad y el estrés son las experiencias más comunes en nuestra sociedad actual debido a la presión y expectativas de nuestro entorno. En cualquier caso, estas tres condiciones deben controlarse antes de que se conviertan en un trastorno que afecte tu salud.

Francy Márquez
Soy profesora de Yoga certificada de la AIYY, investigadora y estudiante universitaria. Tengo una mente curiosa que no deja de asombrarse con el mundo y sé perfectamente por qué estoy aquí: Para vivirlo. Vive y aprende.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

RECIENTE